Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sigue nuestro canal YouTube  
 
 
 
 
 
 

Pizza Ligera, un gusto sin remordimientos

 
Tu Salud Vascular prevención de Várices y Enfermedades Cardiovasculares
La pizza es el plato embajador de Italia en casi cualquier parte del mundo; existen muy pocas personas que no les guste y tenemos la oportunidad de disfrutarlas de todos los tamaños, formas y sabores; el único inconveniente está en su carga calórica que muchas veces nos deja con remordimiento de conciencia debido a que dos o tres porciones podrían acabar con una semana de acondicionamiento físico y dieta saludable pero .... si existiera una pizza que además de sabrosa sea sana; la verdad es que EXISTE y aquí está la receta.

Esta pizza es especial para aquellos que quieran darse un capricho sin tener remordimientos. No es que no engorde pero vamos a intentar hacerla lo mas liviana posible, con harina integral e ingredientes con muy poco contenido calórico pero conservando la esencia de una buena pizza casera.

En este caso lleva atún y pavo pero podría hacerse perfectamente para vegetarianos o si les gusta y el presupuesto lo permite con salmón aumado; esta versión de pizza nos da todo el sabor y textura del plato tradicional italiano y a la vez aporta elementos nutricionales óptimos para nuestra salud como los ácidos grasos omega 3, la fibra y buena cantidad de vitaminas ... ¿podemos pedir más?

Ahora ... manos a la obra.
Ingredientes:

- 500g de harina integral
- 20g de levadura fresca
- 150g de tomate triturado
- 150g de Mozzarella light
- 5 corazones de alcachofa
- 100g de atún al natural
- 150g de pechuga de pavo
- 100g de champiñones
- Aceite de oliva
- Sal
- Agua

Preparación:

- Ponemos la harina integral en un bol junto con la levadura y lo mezclamos

- Añadimos 250ml aproximadamente de agua tibia y amasamos con una espátula de madera hasta que quede una textura homogénea pero más bien seca, así que cuidado con el agua.

- A continuación agregamos dos cucharadas de aceite y dos de sal sobre la masa y amasamos enérgicamente con las manos durante 3 ó 4 minutos

- Dejamos la bola tapada con un lienzo o papel durante 20 minutos en un lugar cálido.

- La masa casi habrá doblado su tamaño, ahora ya podemos trabajar con ella y estirarla con un rodillo hasta formar la base de la pizza, entonces la ponemos sobre papel vegetal y la introducimos en el horno previamente calentado a 180º - 200º

- Pasados unos minutos la sacamos y empezamos a añadir ingredientes, primero el tomate triturado, seguidamente el queso, el atún y la pechuga de pavo cortada a dados, los champiñones laminados y los corazones de alcachofa

- Espolvoreamos un poco más de queso por encima y la introducimos en el horno durante 10 ó 15 minutos más y listo.