Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sigue nuestro canal YouTube  
 
 
 
 
 
 

Quiché de cebollas rojas, ají e hinojo

 
Tu Salud Vascular prevención de Várices y Enfermedades Cardiovasculares
El colesterol elevado es casi una epidemia en el mundo occidental, día a día se detectan miles y miles de personas con problemas de colesterol a consecuencia del sedentarismo y los malos hábitos de alimentación. La lucha contra el colesterol es fundamental dado que los niveles elevados de esta grasa en la sangre predisponen a problemas vasculares severos como el infarto del miocardio, el ACV (ictus, accidente cerebrovascular) y la obstrucción arterial sin embargo para lograr disminuir los niveles de colesterol la lucha se libra desde múltiples frentes que incluyen alimentación sana, ejercicio y terapia farmacológica.

Pero cuando se habla de dieta saludable muchas personas creen que simplemente es evitar las frituras y los alimentos refinados para optar por una dieta de vegetales crudos; nada más alejado de la realidad, dieta sana significa incluir alimentos de todos los grupos dándole preferencia a los que aportan beneficios a nuestra salud.

Uno de los alimentos más beneficiosos para la salud cardiovascular es la cebolla, amada por muchos, odiada por algunos es un elemento habitual en las ensaladas y guisos pero rara vez es protagonista salvo en la afamada Sopa de Cebollas ícono de la gastronomía francesa pero no la única preparación que se puede hacer con cebollas, alimento rico en allinasa compuesto químico que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y modificar la relación Colesterol Bueno (HDL) / Colesterol Malo (LDL) haciendo que el bueno sea mayor; sin duda alguna un gran beneficio que se puede lograr comiendo cebolla en ensalada, como parte de un guiso, en la famosa sopa de cebollas o dejándose tentar por un rico Quiché de Cebolla Roja, definitivamente una manera diferente y sabrosa de comer cebollas.
Ingredientes:

- 2 cebollas moradas
- 3 bulbos de hinojo
- 1 ají rojo
- Aceite de oliva
- 1 cucharada de vinagre balsámico
- 60 gramos de azúcar
- 1 cucharada de tomillo fresco
- 50 gramos de queso parmesano rallado
- Sal
- Pimienta
- 250 gramos de masa de quiché


Preparación:

Primero colocas la masa de quiché en el molde previamente aceitado. El molde debe ir de la mano del tamaño de la masa. Puedes usar moldes pequeños y hacer mini quichés o un sólo molde grande. Una vez que está la masa en el molde llevas al frío un rato.

Mientras tanto enciendes el horno. Pelas las cebollas y las cortas en rodajas. Retiras la parte externa de los hinojos y cortas los bulbos en seis partes retirando los hilos del corazón. Después cortas el ají en juliana gruesa. Colocas los vegetales en un fuente de horno, agregas aceite de oliva y el vinagre balsámico y sazonas con sal y pimienta. Si te gustan las semillas en la cocina éste es un buen momento para agreagr algunas (girasol, lino, coriandro)

Llevas al horno y cocinas por unos 20 minutos revolviendo de vez en cuando sin desarmar las rodajas de cebolla. Aparte, en el molde que vas a usar para el chiqué colocas el azúcar con tres cucharadas de agua y sin dejar de revolver llevas a hervor. Una vez que hierve dejas de revolver y esperas a que tome un tono dorado.

Cuando tienes los vegetales listos los arreglas con cuidado dentro del molde, presionas y espolvoreas con el tomillo fresco picado y el queso parmesano. Cubres con la masa, cierras los bordes y pinchas con un tenedor. Cocinas por media hora hasta dorar y para servir dejas un rato enfriando. Das vuelta el quiché y ya está listo.